Feeds:
Artigos
Comentarios

Posts Tagged ‘Conexión Tubinga-Conflicto Vaticano-Holocausto’

 

Fai uns dias aparecia na prensa a noticia de que o Goberno Polaco instaba ao alemán a colaborar no mantemento do Museo do Holocausto (Auswitz e Bikernau), dado que non cobran entrada por visitar os campos de exterminio. Eu porialle como castigo a Williamson que pasara un ano enteiro facendo de guia de Auswitz sen cobrar un peso.

Fai uns días aparecía na prensa a noticia de que o Goberno Polaco instaba ao alemán a colaborar no mantemento do Museo do Holocausto (Auswitz e Bikernau), dado que non cobran entrada por visitar os campos de exterminio. Eu poríalle como castigo a Williamson que pasara un ano enteiro facendo de guía de Auswitz sen cobrar un peso.

 

Se en Conexión Tubinga o Padre Serafín quería afondar na vida da comunidade dos lefebvristas era porque algo lle cheiraba mal.  Non sei como lle sentaría a Woytila (Xoan Pablo II) esta declaración de Williamson se o polaco aínda vivise agora. El seguro que viu como moitos dos seus veciños de Cracovia se converteron en fume en Auschwitz e Birkenau. Pena que logo viñeron os rusos a liberalos e montaron alí a tenda de campaña para un longo anaco de tempo. Coido que Williamson cre que a culpa da morte de Xesús a tiñeron os xudeos e por iso pensa que non lles veu mal que algúns pasaran polas brasas, pero só algúns, non vaian pensar, e a lume lento; nada de gases letais.

Achégolles unha noticia de actualidade sobre o conflicto diplomático: É unha información do diario LA NACIÓN.

Después de haber negado el Holocausto, y generar un conflicto entre el Vaticano y la comunidad judía, el obispo lefebvrista Richard Williamson sería removido de su cargo al frente del seminario que ese grupo tradicionalista tiene en Moreno, provincia de Buenos Aires.

Así lo afirmaron a LA NACION algunos sacerdotes y allegados a monseñor Williamson, uno de los cuatro obispos cuya excomunión de la Iglesia fue levantada la semana pasada por el papa Benedicto XVI.

Las fuentes indicaron, también, que dentro de la comunidad lefebvrista hay quienes atribuyen la difusión de las polémicas declaraciones, que Williamson -de origen británico y residente en la Argentina desde hace varios años- hizo en noviembre pasado a un canal de televisión sueco, a una operación armada por algún sector del Vaticano contrario a la decisión tomada por el Papa.

Ayer, en el seminario de La Reja, el templo de estilo colonial permanecía cerrado, algo que, según los vecinos, no es habitual. “Cerraron las puertas desde que se conocieron las declaraciones del padre y empezaron a llegar los periodistas”, dijo María, dueña de un almacén a pocos metros del seminario.

“Nosotros no somos antisemitas. Es más: mis padres tienen ascendencia judía”, dijo un seminarista francés que, a media tarde de ayer, permitió que se tomaran fotos desde el exterior de la iglesia y se mostró inquieto por la presencia de la prensa. “El padre dijo que no daría entrevistas”, informó. Ni él ni otros jóvenes que trasladaban muebles viejos en un carro y vestían como uniforme de trabajo desteñidas sotanas aceptaron dar más información.

Sin hablar hasta nuevo aviso

El sucesor de monseñor Marcel Lefebvre y titular de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, monseñor Bernard Fellay, desautorizó a Williamson. En un comunicado difundido el martes, Fellay pide perdón “al Soberano Pontífice y a todos los hombres de buena voluntad por las consecuencias dramáticas de este acto”, y afirma haber prohibido a este obispo, “hasta nueva orden, toda toma de posición pública sobre cuestiones políticas o históricas”.

El paso siguiente podría ser la remoción del obispo de la dirección del seminario, cargo que ocupa desde 2003. ¿Lo hará? “No lo sé. Pero seguramente monseñor Williamson será obediente a cualquier decisión que Fellay tome sobre su futuro”, dijo a LA NACION el superior para América latina de esa fraternidad, padre Christian Bouchacourt. En diálogo telefónico desde París, donde se encuentra de vacaciones, Bouchacourt también dijo que no comparte las afirmaciones de Williamson. “Nos duele mucho y no la compartimos. Además, se trata de una declaración privada que hizo en noviembre pasado en Alemania a un canal de televisión sueco y se difunde ahora para ensuciar nuestra fraternidad y el trabajo que hacemos”, afirmó.

Quienes conocen a Williamson dicen que es dado a hacer comentarios y reflexiones en público sobre temas vinculados a la geopolítica más que a la teología, y que están al borde de causar polémicas. Consideraron los dichos de Williamson “una imprudencia muy grande”, sobre un tema que, según afirman, no es grato a los allegados a la fraternidad.

“El padre de monseñor Lefebvre murió en un campo de concentración durante la ocupación alemana en Francia”, recuerdan. “No le corresponde hablar de esos temas. Es un obispo”, dicen, y dan por obvia su remoción en el cargo al frente del seminario y un largo tiempo de perfil muy bajo. “Jugó muy al borde la red y perdió”, grafican.

Sin embargo, aprecian la formación del obispo y cuentan que su mayor preocupación es la educación. De ahí que haya impreso al seminario un perfil académico de formación humanista. Estableció un curso anual de humanidades para jóvenes en el que se estudia bellas artes, liturgia, música, historia, latín y griego, entre otras materias.

Bouchacourt afirmó que Williamson “no tiene ningún vínculo con grupos antisemitas”, y agregó: “Nosotros estamos al servicio de Dios y no estamos atados a los regímenes”.

 Hasta ayer, permanecía en silencio tras los muros del seminario donde la alegría por el levantamiento de las excomuniones se convirtió en preocupación por el futuro de su director.

 

Advertisements

Read Full Post »